Potencia contratada

 

Independientemente de la energía que has consumido cada mes la potencia contratada puede ser la responsable de hasta el 60% del total de tu factura eléctrica. Es importante que esté ajustada a tus necesidades eléctricas porque si es excesiva estarás pagando de más, pero si tienes contratada menos de la que necesitas te saltará el contador dejándote momentáneamente sin luz.

Tienes que saber que desde el año 2018 (Real Decreto-Ley 15/2018) ya puedes escoger el valor de potencia que quiere (con Escalones de 0,1 kW). De esta manera podrás ajustarte a tus necesidades reales.

 

Cuánta potencia necesito?

La potencia contratada óptima depende de los electrodomésticos que tengas conectados de forma simultánea. El criterio que se suele seguir es el de contratar un 20% menos que la suma total de las potencias de tus electrodomésticos. Por ejemplo, si la potencia de tus electrodomésticos totaliza 4,56 kW deberías contratar 3,8 kW.

También puedes saber qué potencia necesitas consultando la información que la distribuidora facilita a todo el mundo gratuitamente y que para todo elterritorio valenciano es i-DE (Iberdrola Distribución Eléctrica). Aquí tienes que darte de alta aportando tu e-mail y el CUPS (Código Universal del Punto de Suministro) que lo encontrarás en tu factura. En caso de residir en cualquier otra parte de España mira al final de este artículo qué distribuidora te corresponde y ponte en contacto con ellos.

 

Rebajar la potencia

Teniendo en cuenta que en los últimos años los nuevos electrodomésticos tienen menos potencia, suele ocurrir que a menudo tenemos más potencia contratada de la que necesitamos. Si es así necesitarás rebajarla. Aunque SENEO no va a cobrarte nada por la operación, la distribuidora nos pasa un coste de 11 € (IVA incluido) que te repercutiremos en la factura. Tienes que saber que en los 12 siguientes meses no vas a poder bajártela de nuevo.

 

Aumentar la potencia

En caso de que te salte el contador al conectar diferentes cargas eléctricas es posible que te haga falta un aumento de potencia. Tiene el mismo coste, 11 € (IVA incluido) pero además tendrás que pagar 45 € por cada kW de aumento.

Según el mercado eléctrico, en el caso de haber reducido la potencia contratada, durante los siguientes tres años podrás volver a aumentarla hasta el valor anteriormente contratado, pagando 24 € en lugar de los 45 € referidos anteriormente.

Cabe la posibilidad de que la distribuidora te exija un nuevo boletín eléctrico si éste ya está caducado (a los 20 años) o bien si tu boletín indica una potencia inferior a la nueva solicitada. Siendo así te lo haríamos saber.

 

Mapa de distribuidoras

Contacto con las distribuidoras de referencia:

 Además de las grandes distribuidoras existen por toda la geografia nacional pequeñas distribuidoras locales de carácter municipal o cooperativo.