Cooperativa. Socios/as y asambleas.

 

Consideramos que un sistema económico compuesto principalmente por cooperativas de todo tipo sería mucho más ventajoso, próspero y equitativo para el conjunto de la sociedad. Es por ello que, tratando de dar ejemplo del mismo, pusimos en marcha la cooperativa y de este modo demostrarnos a nosotros mismos y a la sociedad que dicho cambio es posible y además en un sector tan distante de la ciudadanía como es el eléctrico.

 

 El modelo cooperativo es el más democrático, horizontal y transparente puesto que todos los socios tienen derecho a conocer la información que se genera y las decisiones se deben de acordar por la asamblea. También se favorece la participación de todos los socios/as, se reparte de forma más equitativa el excedente generado y las decisiones tomadas colectivamente suelen ser más acertadas que si las toman un pequeño grupo de personas.

 

El órgano de decisión más elevado de la cooperativa es la Asamblea General de socios/as, en la cual cada persona tiene un voto. En ella se toman las principales decisiones que afectan al funcionamiento de la cooperativa y elegirá periódicamente un Consejo Rector que será quien velará por el cumplimiento de los acuerdos y tomará todas las medidas oportunas para conseguir los objetivos propuestos.

 

“Una persona, un voto”, es uno de los principios fundamentales de toda cooperativa, independientemente del capital aportado a la misma. Por lo tanto, siendo socio puedes participar activamente en el cambio del modelo energético que tanta nos urge para reducir los efectos del cambio climático y acelerar la transición a un nuevo modelo energético.

 

Nuestra función principal es, tal y como contemplan nuestros estatutos, el de ofrecer el servicio de suministro eléctrico en las mejores condiciones posibles a nuestros asociados en cuanto a coste, información y asesoramiento.